La justicia determinó medidas sustitutivas a la detención contra el excomandante de la Policía de Cochabamba, coronel Jaime Zurita, quien con esta decisión podrá defenderse en libertad en el proceso que se le sigue por el caso Sacaba.

Si bien la Fiscalía había pedido la detención preventiva, el juzgado de Sacaba determinó que Zurita no vaya a la cárcel mientras se realiza la investigación.

Zurita es investigado en este caso, puesto que era Comandante policial en Cochabamba durante los hechos del 15 de noviembre de 2019, cuando personas fallecieron durante un enfrentamiento entre fuerzas del orden y manifestantes que se movilizaban a la ciudad de Cochabamba en rechazo al gobierno interino.

Entre las medidas cautelares, el juzgado dispuso que Zurita se presente periódicamente a la Fiscalía para firmar un registro, le impuso la prohibición de acercarse a instancias policiales y efectivos, pero además debe cubrir una fianza de 200 mil bolivianos, según el abogado defensor.

La defensa del coronel consideró excesivas las medidas cautelares y anunció que apelará, porque considera que el policía debería defenderse en plena libertad.

La Fiscalía y la parte víctima también anunciaron la apelación, pero con la intención de que se endurezcan las medidas cautelares contra el exjefe policial.

Antes de la audiencia, el coronel Zurita dijo que cumplió con el mandato constitucional de mantener y restablecer el orden público. Pidió verdad y justicia en la investigación.

La audiencia se realizó mientras en afueras había grupos que protestaban con motivos distintos. Unos exigían justicia por los fallecidos en Sacaba y otros expresaron su apoyo al coronel Zurita.

Por este caso, el general de las Fuerzas Armadas, Alfredo Cuéllar, ya fue imputado y aprehendido. Posteriormente, la justicia le otorgó la detención domiciliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.