Con el inicio del descanso pedagógico, las autoridades de salud pensaron que los casos de la COVID-19 en los menores de edad iban a disminuir, sin embargo, la situación se hizo más grave y en estos días, desde que empezaron las vacaciones los casos subieron y ahora hay 50 niños contagiados.

«Estos casos, lamentablemente, se relacionan por el comportamiento que se está viendo actualmente a pesar de que están en vacaciones, no hay asistencia a unidades educativas, pero las actividades deportivas se están manteniendo», declaró a la Red Uno el jefe de Epidemiología, Rubén Castillo, además las vacaciones se están aprovechando para realizar viajes y salir a los parques, entre otros entretenimientos donde se descuidan las medidas de bioseguridad.

De este modo, indicaron que la siguiente semana convocarán a la Sala Situacional para tratar el tema de los contagios que se están suscitando nuevamente en el departamento, «La siguiente semana planeamos convocar a una Sala Situacional para emitir nuestras recomendaciones basadas en el comportamiento que estamos registrando», explicó Castillo.

Los puntos de pruebas COVID se están llenando a diferencia de los puntos de vacunación, uno de los puntos es el de Excodesur en la avenida Juan de la Rosa, donde el coordinador de Unidades Móviles de Salud del Sedes, Felipe Moya, indicó a Unitel que realizaron ayer solo 185 pruebas PCR, 74 pruebas antígeno nasal de las cuales 19 dieron positivas y 55 negativas. El único requisito para las personas que acuden a estos lugares es que lleven dos fotocopias de su cédula de identidad y remarcó que las mismas son gratuitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *