Después de que la Central Obrera Boliviana (COB) anunció que no renunciará al incremento salarial, economistas y empresarios consideran que esto podría causar mayor desempleo y deterioro de la economía nacional.

El economista José Gabriel Espinoza considera que la prioridad del Gobierno nacional debe ser preservar el empleo. Detalló que hay varios rubros económicos que están muy golpeados y no podrán sobrevivir a un incremento salarial.

“Las demandas de la COB pueden generar una precarización del empleo y una crisis de la actividad económica aún más profunda. Más que una discusión sobre el incremento salarial, se debería tener sobre todo la preservación del empleo y la mejora de las condiciones laborales”, dijo.

En tanto para el presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellot, considera que es prematuro hablar de incremento salarial, cuando “todavía no se pudo reactivar la economía”.

Detalló que la crisis económica causada por la pandemia provocó que gran parte de las empresas reduzcan su personal. “Se debe aliviar a las empresas, no es cuestión de imponer cargas. Hay que ser recíprocos al esfuerzo que hacen los empresarios para salir adelante. Tenemos que ser coherentes con la realidad de nuestro país, no podemos seguir insistiendo sobre algo que está profundamente dañado, que es el aparato productivo”, dijo.

El presidente de la Cámara de la Industria, Comercio y Servicio de Cochabamba, Ramón Daza, indicó que aprobar un incremento salarial debilitaría aún más el aparato productivo.

“Para salvar una empresa se tendrá que aliviar costos, eso significa sacar trabajadores. Ésa no es la solución, ahí estamos agravando el problema. La solución es generar fuentes de empleo mediante la reactivación de la demanda (…). La fórmula es muy diferente a lo que pide la COB”, explicó Daza.

El economista Alberto Bonadona considera que el Gobierno podría pagar un incremento salarial a los funcionarios públicos, aumentando el déficit fiscal, pero las empresas privadas no tienen esa posibilidad.

“Si se aprueba un incremento salarial, van a haber más empresas en riesgo de quiebra. Es una amenaza seria para muchas empresas privadas, particularmente a las pequeñas. Si (el Gobierno) va a dar el incremento salarial, también tendría que apoyar económicamente a las empresas”, dijo.

Afirmó que entregar créditos sería endeudar más a las empresas, por lo que sugiere brindar créditos blandos provenientes del Estado. Añadió que el Gobierno debe crear un verdadero plan de reactivación económica.

COB no renunciará al aumento salarial 

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Guarachi, afirmó el lunes que los trabajadores jamás renunciarán al incremento salarial y que hasta la quincena de febrero presentarán el pliego petitorio al Gobierno.

Recordó que en 2020 no se tocó el tema salarial ni se discutió el pliego petitorio debido a la emergencia sanitaria que atravesaba el país por la pandemia.

Sobre el pliego petitorio, indicó que 10 sectores sindicales ya hicieron llegar sus demandas a la COB. “Vamos a presentar (el pliego petitorio) y en función de eso vamos a discutir si existe o no (la posibilidad), pero los trabajadores jamás vamos a renunciar al incremento salarial”, remarcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.