La vacuna contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) de la farmacéutica Sinopharm, de China, es considerada «muy noble» por su plataforma tecnológica, similar a las vacunas que Bolivia tiene dentro de su esquema de inmunización, lo que permite llegar a todos los rincones del país, destacó el Gobierno.

En entrevista con Xinhua, María Renee Castro, viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional del Ministerio de Salud, sostuvo que es una gran ventaja trabajar con una plataforma conocida, que tiene una cadena de frío «muy amable» y que permite inmunizar a gran cantidad de la población, desde ciudades, áreas rurales, hasta fronteras y comunidades indígenas.

«Tenemos 21 vacunas que se aplican en Bolivia en niños, niñas para prevenir el cáncer de útero, trabajamos con vacunas contra la influenza, SRP (vacuna triple viral), la pentavalente y otros que tienen la misma plataforma que la Sinopharm», destacó.

La funcionaria dijo que en los contactos que tiene con la gente, incluso periodistas, le han comentado que fueron inoculados con vacunas Sinopharm y «todos están tranquilos».

Para este proceso de inmunización masiva, Castro dijo que se recomienda cualquier vacuna autorizada contra la COVID-19, pero por la cantidad de las vacunas Sinopharm que Bolivia va a recibir, principalmente, las de China.

«En diálogo con mis colegas de trabajo coincidimos que la vacuna china es muy noble (…). Por la condena de frío y la plataforma tecnológica de Sinopharm, nos ha permitido llegar a los municipios más distantes de Bolivia», destacó.

Sobre la eficiencia de las vacunas chinas, la viceministra anunció que la siguiente semana se tendrá una reunión para concertar una investigación conjunta con China que permitirá hacer el análisis de cero prevalencias en Bolivia.

«Hasta el momento estamos trabajando a menor escala, con investigaciones para saber las respuestas y aún no tenemos cifras exactas, pero hemos tenido la apertura de la empresa Sinopharm para trabajar en el estudio que los vamos a hacer en el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa)», aseveró.

Sobre el porcentaje de inoculadores Sinopharm que llegan al país, Castro precisó que las vacunas chinas han tenido una particularidad importante para Bolivia, ya que con la llegada de las primeras dosis en febrero se logró inmunizar a 250.000 personas y significó el arranque de la campaña más grande de inmunización en la nación.

Y despúes en marzo, abril y junio llegaron respectivamente otros tres lotes de vacunas de Sinopharm, añadió.

«Agradecemos mucho la cooperación del gobierno de China que incluso nos hizo donaciones de vacunas, jeringas e insumos médicos contra la COVID-19. A través de los mecanismos diplomáticos, China nos abrió las puertas y nos vendieron jeringas, que estaban escasas en la región sudamericana», aseveró.

La viceministra anotó que la situación de la pandemia en Bolivia ha sido bastante dinámica, pues en la primera ola se registró gran cantidad de casos e incluso se subestimaron los contagios, mientras que la segunda ola fue más alta y corta, y la tercera mucho más alta, corta en la meseta, y actualmente se experimenta una fase de desescalada.

«La situación en Bolivia ha sido muy diferente, pues se ha tenido departamento que han experimentado antes la tercera ola, otros que han empezado después, algunos que superaron exponencialmente las cifras, es decir, ha sido muy dinámica», comentó.

Castro enfatizó que la cuarta ola de la enfermedad aún no ha llegado al país sudamericano, pero «como dijo el presidente Luis Arce, nos estamos preparando para una posible llegada de la cuarta ola».

«Estamos haciendo una investigación junto con otros expertos para hacer un seguimiento a la situación de los otros países, viendo lo que pasa en Europa, Norteamérica, Sudamérica, Africa para adelantarnos y tomar decisiones adecuadas», manifestó.

Empero, subrayó que es crucial la vacunación contra la COVID-19 para Bolivia, pues es «una variable que nos marca el rol de lo que va a ocurrir en las siguientes semanas y meses».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *