El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, coincidieron hoy en destacar la importancia de la elaboración de las vacunas Sputnik V en la Argentina y señalaron que «es un orgullo» que el país sea «uno de los pocos que pudieron producir una vacuna contra el coronavirus».

Así lo afirmaron esta mañana en el acto en el que formalmente el Estado nacional recibió el primer millón de dosis elaboradas por Laboratorios Richmond en la Planta de Operaciones de Logística Farmacéutica de Andreani en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Al aire libre y con los camiones que reparten las vacunas en las 24 jurisdicciones de fondo, Cafiero y Vizzotti brindaron una conferencia de prensa en la que precisaron que «arranca hoy el proceso de distribución de las vacunas hechas en Argentina».

En ese marco, los funcionarios ratificaron que el objetivo planteado por el Gobierno nacional para agosto es que «éste sea el mes de la segunda dosis y se completen los esquemas de vacunación».

En total, Laboratorios Richmond entregó 995.125 dosis del primer componente y 152.500 dosis del segundo componente de la vacuna Sputnik V producida en las instalaciones de la compañía.

Se trata de la primera entrega del segundo componente de Sputnik V; parte de las 3 millones de dosis que producirá y suministrará Laboratorios Richmond en agosto, indicó el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, el fondo soberano de inversión de Rusia) y la compañía farmacéutica en un comunicado conjunto.

Tras la recorrida por la planta del laboratorio Richmond, Cafiero sostuvo que «es un motivo de orgullo que la Argentina produzca vacunas contra el coronavirus».

«Estamos muy contentos y conformes con el cumplimiento del laboratorio que lleva adelante una tarea de fabricación de una vacuna en poco tiempo y que está dando buenos resultados para el control de la pandemia como es la Sputnik V», agregó el jefe de Gabinete.

Luego, enfatizó: «Hay muy pocos países que han logrado esto y es un orgullo que Argentina elabore vacunas contra el coronavirus».

Cafiero también reafirmó que «el mes de agosto será el mes de la segunda dosis» y agregó: «Ese es el objetivo y por eso ya venimos aplicando 2 millones y medio de vacunas en este mes y vamos a completar unos 7 millones de dosis».

“Estamos llegando a casi 45 millones de dosis y es una cifra muy importante con la que seguimos avanzando en la campaña de vacunación más importante de nuestra historia”, cerró Cafiero.

En tanto, Vizzotti consideró que esta entrega de vacunas elaboradas en la Argentina «es muy importante para la salud porque además» se está «poniendo en valor el trabajo argentino», con científicos argentinos y con la Federación Rusa.

Durante su discurso, la titular de la cartera sanitaria manifestó que «el plan es seguir recibiendo más vacunas y priorizar la vacunación de aquellos que se han aplicado la primera dosis y así completar el esquema de vacunas de los mayores de 50 años».

Por otra parte, sostuvo que «la Argentina es uno de los países con mayor cantidad de plataformas para asegurar la variabilidad de la aplicación de vacunas».

A la hora de la ronda de preguntas, Cafiero aclaró que desde el Gobierno nacional plantearon siempre que «la vacunación es optativa» y puso el acento en que «la política sanitaria la fija el Estado nacional y no las empresas», al volver a expresar su rechazo a la iniciativa de la Unión Industrial Argentina de no abonar los salarios a los trabajadores que no se vacunen contra el coronavirus.

«Las políticas de incentivo están bien claras con la información y no se necesitan otros incentivos», dijo el funcionario nacional y agregó: «El estímulo debe ser que, como comunidad, seamos solidarios porque la vacuna es, además, una inmunización comunitaria».

Por otra parte, Vizzotti también indicó que el Estado nacional «no va a suspender el contrato con ningún laboratorio» sino que va a trabajar «para que entreguen la mayor cantidad de vacunas lo antes posible».

Con respecto a los estudios sobre la combinación de vacunas, Vizzotti adelantó que la semana próxima habrá novedades sobre nuevos resultados y que “se está incorporando a esos estudios la vacuna CanSino, de la cual se recibieron 200 mil dosis”.

“Estamos en una etapa distinta de la vacunación porque tanto en Argentina como en el mundo se están implementando esquemas de combinación de diferentes vacunas en la segunda dosis”, dijo la funcionaria, quien apuntó: “La combinación de vacunas para completar los esquemas de segunda dosis son seguras y la aceptación de la población es altísima”.

“Avancemos en complementar el esquema de vacunación con la segunda dosis que está disponible porque son seguras”, remarcó.

Respecto al acuerdo con el laboratorio norteamericano Pfizer, Vizzotti manifestó que se transita “el tramo final de las negociaciones para firmar el acuerdo definitivo».

«Sguramente vamos a tener novedades pronto e informaremos el cronograma de entrega, con el objetivo de seguir ampliando el grupo de edades de vacunación”, completó.

Y al respecto agregó: “Ya estamos vacunando a menores de 18 años con prioridad y ahora el objetivo es poder vacunar a todos los adolescentes de 12 a 17 años”.

“Vacunar, vacunar y vacunar. Segundas dosis. Y seguir cuidándonos para demorar lo más posible la circulación predominante de la variante Delta, algo que estamos haciendo en Argentina y es un logro también muy importante para seguir disminuyendo los casos, las hospitalizaciones y las muertes en invierno”, cerró la ministra.

Según informó el Fondo ruso, la vacuna Sputnik V de producción local fue supervisada y verificada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Dispositivos Médicos de Argentina (ANMAT) y cumple con todos los requisitos de calidad.

De esta manera, la Argentina se convirtió no sólo en el primer país de América Latina en autorizar el uso de la Sputnik V sino también en producirla.

 

 

 

EMV / Télam

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *