El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó este martes que la cantidad de niños migrantes en México creció en los tres primeros meses de 2021.

“El aumento de niños migrantes en México ha crecido espectacularmente desde el inicio del año 2021 pasando de 380 a casi 3.500 en tres meses”, se lee en un reporte del portal de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La alerta se dio a conocer en una sesión informativa sobre la situación humanitaria en El Salvador, Guatemala y Honduras, países afectados por desigualdades, el desempleo y las carencias.

“Estos niños llegan después de peligrosos viajes de hasta dos meses, solos, agotados y con miedo. A cada paso, corren el riesgo de ser víctimas de la violencia y la explotación, del reclutamiento por parte de las bandas y de la trata, que se ha triplicado en los últimos 15 años”, informó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

La situación de los menores es agravada por los cierres y restricciones causados por el COVID-19 con unos 11 millones de niños sin escolarizar que provocan la pérdida de todas las características de una infancia normal: aprendizaje, seguridad, rutina, esperanza.

Unicef destacó que, en muchos albergues mexicanos, los niños, niñas y adolescentes representan al menos el 30% de la población migrante. La mitad de ellos viajaron sin sus padres, lo que supone la mayor proporción jamás registrada en México.

Se convirtió en un país de origen, tránsito y retorno para estos niños, niñas y adolescentes migrantes que provienen en su mayoría de Honduras, Guatemala, El Salvador y también mexicanos.

Por su parte, Fore destacó que Unicef se compromete a hacer que la movilidad sea segura y a garantizar que se satisfagan las necesidades básicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *