El presidente Luis Arce y los gobernadores de los nueve departamentos del país consensuaron este miércoles por la noche criterios de trabajo para ejecutar un solo plan de lucha contra el COVID-19 y reducir la tasa de 6% de letalidad de esa pandemia que, según los últimos reportes, apunta a un rebrote.

En una extensa reunión, de más de tres horas en la Casa Grande del Pueblo, las autoridades de esos dos niveles de Estado coincidieron en tener «una sola voz» en la lucha contra esa enfermedad, que a la fecha cobró la vida de poco más de 9.000 personas desde su ingreso al país a finales de 2019.

«(La reunión) ha sido una relación de diálogo, pero básicamente un ánimo de construir consensos y criterios de trabajo que nos permitan llevar una sola voz de lo que significa esta lucha contra el COVID-19», informó el vocero presidencial, Jorge Richter, en una conferencia de prensa.

Richter indicó que el objetivo principal de ese plan es reducir la tasa de letalidad de esa pandemia, que registra 6%, una de las más altas de la región. «Tenemos que llegar a parámetros internacionalmente aceptables, otros países están apenas rondando el 1%. Esta es la mayor preocupación que se tiene», dijo.

El vocero presidencial informó también que, en ese encuentro, que fue destacado por las autoridades departamentales, se apuntó a realizar un diagnóstico rápido, a partir del lunes, mediante el envío de equipos del Ministerio de Salud para recoger información de los departamentos frente a una posible segunda ola de esa enfermedad.

Agregó que se estableció instalar una mesa normativa el próximo martes, ya que existen normas que dificultan el relacionamiento entre el gobierno departamental y central y las iniciativas sobre el COVID-19.

«Han sugerido los gobernadores que puedan acompañar estas reuniones los ministros de Salud y Economía, en el sentido que una de las demandas centrales pasa por la cuestión de los ítems y la contratación de personal», acotó.

Asimismo, precisó que se urgió acelerar la contratación de personal médico y proyectar la inmunización de toda la población con las vacunas.

«Por ello la idea y la decisión del Presidente ha sido hacer una erogación grande y lograr que el conjunto de la población, todas aquellas personas mayores de 18 años puedan ser vacunados para tener una inmunidad que por supuesto es más fuerte que la inmunidad natural cuando hemos tomado contagio», sostuvo.

Precisó que a la fecha Bolivia cuenta con «aproximadamente 6.5 millones de vacunas comprometidas, vamos a empezar los procesos administrativos de compra y tenemos una cantidad de alrededor del 20% de lo que requerimos en el programa COVAX que son vacunas gratuitas».

En cuanto a la bioseguridad del Estado, Richter informó que se tomó la decisión de restringir solo los vuelos provenientes de Europa, del 25 de diciembre al 8 de enero, y posteriormente realizar una evaluación.

«El principal aeropuerto de ingreso es Santa Cruz, que dispone de 25 personas, es información que ha dado el gobernador Rubén Costas, 25 personas para realizar estas verificaciones y estos controles», concluyó

ABI./-

Por M B

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *