El director general ejecutivo de la Caja Petrolera de Salud (CPS), David Martínez, rechazó este martes la huelga de brazos caídos de un sector de trabajadores administrativos y explicó que se cumple con la dotación de implementos de bioseguridad, así como con el presupuesto correspondiente.

El directivo dijo que la huelga es impulsada por unas cuatro personas que no acreditaron legalmente su condición de dirigentes, es decir, que no poseen personería jurídica.

Una de las personas que impulsa el paro, dijo Martínez, hizo que se viniera abajo un proceso para conseguir más unidades de bioseguridad para los trabajadores.

Agregó que todos los funcionarios de la Caja Petrolera cuentan actualmente con los implementos necesarios de bioseguridad.

Explicó que, si hubiese alguna falencia en el presupuesto, esta se origina en que los Programas Operativos Anuales (POA) de la anterior gestión, no incluyeron partidas específicas para combatir el coronavirus, pese a que la pandemia ya estaba presente en el país meses atrás.

Martínez recordó que asumió sus funciones recién la primera semana de enero de 2021, y desde entonces posibilitó la transferencia de partidas presupuestarias necesarias para las regionales de La Paz (Bs 8 millones), Santa Cruz (13 millones), Tarija (Bs 1 millón), Potosí (Bs 350 mil) entre otros.

El Director de la Caja dijo que no tiene pensado renunciar ya que llegó a ese puesto a trabajar y erradicar la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.